martes, 17 de marzo de 2009

Cierra la Coca-Cola de Etiopía




Las plantas embotelladoras de Coca-Cola de Addis Abeba y Dire Dawa cerraron sus puertas esta semana. Por sorpresa. Lo cuentan en sus últimas ediciones el Addis Fortune y The Ethiopian Reporter. Por lo visto, la empresa propietaria, que es de Kenia, aunque tiene socios etíopes, pretexta la carencia de divisas para adquirir la materia prima. Los socios locales lo ponen en duda. El anuncio habla de un cierre temporal y dicen que la medida afectará a unas 150.000 personas involucradas en la distribución del refresco, que llega a los lugares más recónditos del país. Los empleados de las fábricas han cogido vacaciones forzosas.

Coca-Cola lleva en Etiopía desde finales de los años 50. Durante el régimen comunista de Mengistu la marca genuinamente americana pasó a ser propiedad del Estado. La embotelladora fue privatizada en los años 90.

Muchos se preguntan si desaparecerá la Coca-Cola de los bares, restaurantes y tiendas de Etiopía. Seguramente no, porque el mercado está ganado. Pero quizás a partir de ahora se convierta en un producto de importación aún más exclusivo. Ojalá botellas como ésta, con la palabra Coca-Cola escrita con los caracteres etíopes, no se conviertan en piezas de coleccionista.

5 comentarios:

Victòria dijo...

Me encataría beberme una cola con caracteres etíopes, espero poder hacerlo!
Aunque más deben de esperarlo los trabajadores que ven peligrar su futuro.

Anónimo dijo...

Pues, al margen de la pérdida de empleo, con todo lo que ello conlleva, yo me alegro, y mucho, de que a la coca-cola no le vaya bien.
Para muestra un botón...

http://www.ideas.coop/archivos/documentos/B7_OCT_Coca-Cola.pdf

Un saludo. Lucía.

Abram dijo...

Seria mejor a no beber Coca-Cola! Asi que no es sana!

Alicia Mora dijo...

Bueno, después de recorrer cientos de bares en Addis no he visto ni una mala coca cola y si cientos de pepsis!!!! creo que cerraron antes de este anuncio.
Un abrazo desde Lápices para la Paz.

Ankami dijo...

Lo que comenta Alicia puede deberse a que los problemas los venían arrastrando hace tiempo y que fallasen ya los suministros. Pepsi también hay mucha, más o menos tenían repartido el mercado a partes iguales Coca-Cola y Pepsi-Cola. La Pepsi es propiedad del magnate local Sheik Mohamed Hussein Al Amoudi, un empresario que, dicen, mantiene muy buenas relaciones con el Gobierno.
Hoy mismo hemos leído que a esta empresa de momento no le afecta la carencia de divisas, pero dicen que la próxima víctima de esta crisis pueden ser las embotalledoras de cerveza. Esperamos que no