lunes, 21 de junio de 2010

El hábitat de la "Condo generation"

Condominio (Addis Abeba)

Condominio 2 (Addis Abeba)

La transformación urbana de Addis Abeba parece imparable. Amplias avenidas y nuevos edificios, en su mayoría destinados a oficinas y centros comerciales, ganan terreno a lo largo de la ciudad. En áreas como Olympia, en Bole Road, Kazanchis, en torno al Africa Hall, o Lideta, cerca del viejo aeropuerto y de la Corte Federal, hemos visto manzanas enteras de viejas viviendas, en muchos casos solo chabolas, demolidas. ¿Adónde se fue la gente que vivía allí?
Muchos a los nuevos barrios de casas baratas, lo que en Addis llaman condos (abreviatura de condominios), que se están construyendo en su mayoría en los barrios periféricos. Las imagenes corresponde a uno de los más grandes de la ciudad, que está en la zona sur, donde la ciudad y el campo se confuden. Son estudios y viviendas de una, dos y tres habitaciones, con cocina y baño, por los que los nuevos propietarios deben pagar entre 1.600 y 8.800 euros, dependiendo del tamaño y de la zona. Para acceder a las nuevas viviendas, el Ayuntamiento realiza un sorteo entre los solicitantes, aunque parte de ellas las reserva para las familias desalojadas de las áreas ocupadas para nuevas construcciones o infraestructuras.
¿y es bueno o malo el modelo de reasentamiento de la población? Pues hay opiniones para todos los gustos. Hay quien asegura que muchos residentes en la ciudad experiemntan un cambio notable en su forma de vida, entre otras razones porque, aunque modestas, las viviendas cuentan son servicios, como los cuartos de baño y las cocinas, que antes compartían con varios vecinos. Pero también creen que en las barriadas corren el riesgo de convertirse en guetos, porque carecen de espacios que faciliten la convivencia, lo que, además, puede acabar con algunas formas de cooperación muy arraigadas entre los etíopes, como el equb, una especie de seguro que abonan los vecinos de una comunidad para atender las emergencias de alguno de ellos y, sobre todo, para garantizarle a todo el mundo un entierro digno.
Hay incluso voces autorizadas, como la del arquitecto Fasil Ghiorghis, conocido por su empeño en recuperar el patrimonio arquitectónico de Addis Abeba, que opina que el modelo de los condominios tiene deficiencias. Con todo, la proliferación de los nuevos barrios y las nuevas formas de vida que traen consigo ya está dando lugar a lo que en un periódico de la capital se denominaba Condo Generation.