lunes, 18 de febrero de 2013

Viendo pasar la vida desde Arat Kilo

Arat Kilo (Kilómetro Cuatro, en amariña) es uno de los centros naurálgicos de Addis Abeba. Lo fue en los tiempos fundacionales (allí está el Palacio Presidencial que construyó Menelik cuando abandonó Entoto), lo fue durante el imperio de Haile Selassie (ahí está la catedral de la Trinidad, donde está enterrado el Negus) y lo sigue siendo ahora, pese a que hay otros lugares de la capital que pugnan por hacerse con un sitio en la renacida Addis. Como Bole, Mazoria o Lideta. Un poco más arriba de Arat Kilo está en campus universitario; la residencia del jefe de la iglesia ortodoxa, varios ministerios, el Parlamento. Por allí, al pie del monumento que recuerda la expulsión de los invasores italianos y el retorno de Haile Selassie, miles de personas pasan cada dia. Y muchos se asoman a la barandilla a esperar que pase algo o consultan los anuncios de empleo que cuelgan en las paredes próximas, o alquilan un periódico pasado de fecha para consultar una oferta de trabajo.
La foto está tomada desde la terraza del Jolly Bar, un local con solera, un clásico de los años 70 que reabrió sus puertas con un lema: "Think outside Bole". En Addis Abeba, hay vida más allá de Bole.