domingo, 26 de mayo de 2013

Samuel Yirga: pianista para la renovación del ethio-jazz




Samuel Yirga es un joven pianista y una de las mayores sorpresas de la música etíope de los últimos tiempos. El año pasado editó un disco titulado Guzo y obtuvo reconocimiento internacional después de una gira internacional con el grupo Dub Colossus.El disco es el resultado de la fusión de jazz, funky, soul y músicas tradicionales del país. Samuel Yirga retoma el camino iniciado en los años sesenta y setenta por los padres del ethiojazz.
En el video de presentación del disco cuenta como su iniciación como pianista sucedió un poco por cuasalidad. El estaba destinado a estudiar en la facultad de medicina, pero mjuy cerca está la Yared School, la más renombrada de las escuelas de música de Addis Abeba. Un amigo lo animó a matricularse allí, pero cuando se lo propuso a su padre la respuesta fue: "No necesitamos un azmari en la familia!". Loa azmaris, músicos tradicionales, una especie de trovadores que cantan acompañados de un masinko -el violín popular de una sola cuerda- no gozan de muy buena reputación, aunque nadie quiere prescindir de ellos. Samuel persistió y con poco más de veinte años ya se está abriendo un camino en la música y está contribuyendo al reconocimiento de un estilo propio de Etiopía dentro de las músicas conteporáneas internacionales.

En este vídeo que enlazamos a continuación, le acompaña Genet Masresha, una de las más reconocidas voces femeninas de la música tradicional. Inevitable acordarse, en algunos momentos de la pieza, de las colaboraciones de Bebo Valdés y Diego el Cigala.